29 sep. 2007

Piel Divina

Piel, no es más que un sustantivo, pero puede llegar a ser causante de estragos. Incluso capaz de producir fabulosas sensaciones con tan sólo recordarla. Disfrutar del placer de una caricia, me genera una enorme satisfacción. Adoro las mujeres que prefieren cuidarse y son atentas con su cutis. No hay nada tan agradable como acariciar una piel extremadamente delicada, sinceramente me produce escalofrios. No más palabras, me encanta.

No hay comentarios.: