30 ago. 2007

Nice to meet you...



En realidad no creo mucho en las coincidencias y aprecio bastante los giros que hace la vida para lograr que dos personas se encuentren y se conozcan. Es grandioso que una persona te diga hola y se interese en saber más de ti, solo por el hecho de saber que existes y desde ese momento ya te conviertes en una persona más en su vida, una influencia más para él/ella. Creo que el destino, introduce en nuestras vidas determinadas personas para que vivamos las cosas "debemos" vivir; ubica ciertas personas en tu camino porque seguramente cada individuo tiene que cumplir un rol o sencillamente porque tiene un mensaje para ti. No es casualidad cruzarte con alguien, siempre existe algún motivo. Tal vez para que olvidemos algúna tristeza o para brindarnos un poco de alegría cuando más la necesitamos. Me agrada conocer nuevas caras, gente extraña, probablemente proximos amigos, quisas un nuevo amor. Sinceramente a aquellas personas, las que intervienen a diario en mi vida, las que comparten conmigo numerosos momentos grandiosos y aquellas otras que aparecen justo en ese instante en que necesitás que aparezcan, debo decirles; muchas gracias, un placer conocerl@s.


26 ago. 2007

Te necesito... [I need you]...



La distancia, lo prohibido, esperar. No sé que es lo que hace mas profundo el deseo de tenerte entre mis brazos, junto a mi. Ese aroma que te sigue donde vallas es tan necesario como el aire que respiro. A veces siento dolores de cabeza solo por no tenerte; angustia en mis labios, solo por no poder besar los tuyos; un fuerte ardor en mis venas se genera por no poder penetrar tu ser una y otra vez. Oir tus suspiros, tus gemidos, tu orgasmo. Verte como nunca antes y descubrir como llora tu piel al ritmo del amor y la lujuria.
Sentir tu refinado cuerpo recostado a mi lado, luego voltear y ver tu rostro celestial emitiendo esa mirada de angel endemoniado resplandeciendo y brillando bajo mi locura y completo descontrol, no haces más que exitarme aún más. Saber que me das el permiso de tenerte, de poseerte completando aún más mis ansias por amarte.
El deseo ya se torna dolorozo y es ahora cuando necesito sentir tu cuerpo en el mio. Tu humedad, tus pechos rozando mi piel, mi pene rozando la tuya. Nos acoplamos como dos seres hechos a medida, el uno para el otro. Tu fuerza, tu ritmo se hace mio y empezamos a bailar, teniendo como clave de sol tus gritos, gemidos y suspiros, acompañados por los mios, formando así una extraña melodía de pasión.
Llegamos a la cima y caemos como plumas en un valle sin brisas. Las sonrisas y las lágrimas se adueñan nuestros rostros llenos de regocijo... Pero debo tenerte, ya no basta solo con imaginarte y que todo se desvanezca al despertar....