19 may. 2007

A Hard Life





Son varias las veces que me pregunto porque la vida es tan injusta. Intentando evitar herir a alguien, actuando con cautela, evitando problemas y tratando de poner la mejor onda para todo. Simpre dandole una mano a quien la necesita y muchas veces la respuesta que obtienes es una patada en el estomago. Porque? No se, tal vez estoy equivocado pensando que cuando más cosas buenas hacemos, recibiremos lo mismo. Tal vez eso no se aplica en Argentina. Parecería que el vivo, el que más trampas hace y peor se comporta, obtiene mejores resultados. El chamuyero, mentiroso, que florece a costa de la destrucción de un tercero, es quien hoy se lleva los laureles y sale exitoso ante todo. No son celos lo que siento, sino que algo de decepción o por llamarlo de otro modo, desilusión. A quien le importan los principios, los valores? Ya nadie quiere defender su propia integridad? Veo que a diario nuestro país decae constantemente, y no lo digo solo por la economía, creo más que somos tiranos viviendo en conjunto, poniendonos trabas constantemente para lograr la frustración de otro. Creo que llegué al punto en que no se puede confiar en nadie y son contadas las personas que tienen mi absoluta confianza. Espero realmente que algún día muchas personas descubran que existe algo llamado "consciencia" e intente recuperar esos valores de los que hablo. Tampoco creo que de un día para otro, se presente la justicia divina, equipare las cosas y les de su merecido a aquellos que se lo merecen. Por eso continuo viviendo, tratando de dejar de lado aquellas personas y ciertas situaciones que contribuyen al deterioro de mi existencia.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Es muy noble y profundo lo que escribiste, pero no tomes asì las cosas, porque no son asì, la vida es en cierta forma una gran competencia donde hay que saber elegir los mejores jugadores para que te acompañen y te hagan sentir bien, la competencia en todo forma parte de la escencia del ser humano, y saber competir es lo que te hace sentir vivo y hacerlo con quienes te quieren y te valoran, es lo que te hace sentir feliz.